El coche inteligente japonés

Se llama Concept-I (donde yo defiendo la inteligencia, artificial en este caso) el coche nuevo fabricado en Japón por uno de los grandes fabricantes de automóviles de la tierra del sol naciente.

Lo que diferencia a este coche de los otros en circulación y de los diversos prototipos de coches autoconductores, es un avanzado sistema de inteligencia artificial capaz de aprender de su conductor. En la práctica, al adquirir información sobre la conducción día tras día, el sistema aprende a reconocer al conductor y se prepara para anticiparse a sus elecciones y soluciones de conducción, haciendo esta experiencia cada vez más atractiva.

El coche interactúa con el piloto de muchas maneras y proporciona diferentes experiencias de conducción, como el clásico manual y automático, pero proporciona un nuevo nivel de interacción hombre-máquina que aumenta en gran medida la seguridad al volante y el apoyo al coche en caso de necesidad o peligro.

Un sofisticado sistema de sensores crea una sinergia, casi una sinapsis, entre el conductor y el coche en una experiencia sensorial. Un conjunto de estímulos visuales y táctiles implica al conductor durante su estancia en el coche, informándole de las condiciones de la carretera, el tráfico, los obstáculos u obstáculos o prestándole atención en caso de distracción o de golpe de sueño mientras conduce.

Se llama Yui este sofisticado sistema de inteligencia artificial. Yui es capaz de establecer un nuevo sistema de comunicación mediante un visor en el salpicadero delantero y múltiples dispositivos visuales colocados en todo el coche. Luces, colores y sonidos interactúan con el conductor, informándole, dándole instrucciones y comunicándose con él en todo momento. Yui es capaz de comunicar el estado del coche, visualizar en el parabrisas la información de viaje, saludar al conductor deseándole buenos días, es decir, convertirse en un compañero que aprende a mejorar esta relación día tras día a partir de los simples hábitos del piloto.

No hay comentarios

Responder